European Mobility Week

Compra de vuelos para volver a casa, regalos, planear viajes, fiestas y demás cosas relacionadas con el periodo de vacaciones, acaban provocando que se pierda la concentración y la efectividad en el trabajo. Todas estas gestiones son la perfecta oportunidad para que el estrés personal acabe por tener consecuencias en la actividad laboral y gracias a las distracciones, baje la productividad.

La web de Escritores Negros

La motivación para ponerse en marcha con las obligaciones de la empresa, no pasa por los mejores momentos en las vacaciones, y menos si se dedican más energías a la preparación de eventos. Además, desde el momento en que hay otros trabajadores o jefes que se han tomado este tiempo de descanso, puede hacer muy difícil que se completen las tareas pendientes y se mantenga el nivel que con la plantilla al completo.